Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

Sígueme en la
s redes sociales
  


   









Cuando la educación (o la política)
se vuelve analfabeta.







8 de agosto de 2020


 

Hay ocasiones en las que intentar comprender las acciones de la política es bastante complicado.
Es de suponer que las actuaciones de las instituciones, gobernadas y dirigidas por políticos o por lo menos bajo su sombra, buscan siempre el bienestar de la población, pero a menudo se ha demostrado que la pandemia que predomina en la política entre las que se encuentran la estupidez y el mal hacer, conducen a desastres de magnitudes inconmensurables.

Parece que ahora le ha tocado a la Consejería de Educación de Andalucía tomar ese relevo, el del desastre, el mal hacer y por qué no, el de la estupidez política, esta última la más contagiosa.

La verdad es que al leer el artículo publicado por ABC Sevilla un escalofrío me ha recorrido el cuerpo y han invadido mi mente frases y pensamientos como “ordeno y mando”, “lo que yo digo por encima de todo” y “por mis cojones morenos”

Parece que a la consejería de Educación andaluza no le importa lo más mínimo ni la seguridad de los niĖos ni la de los padres, ni tampoco la propagación, aún más si cabe, de esta maldita pandemia.

SeĖores políticos, dejen de hacer el cafre, de amenazar a los padres, que bastante miedo estamos pasando con todo esto como para enviar a nuestros hijos al matadero. Un poco más de empatía, y sobretodo de sensatez.
Dejen de una vez de hacer de político espaĖol y empiecen a ser personas, a trabajar en pos de la población y del bien común.
Ofrezcan alternativas, las clases a distancia, por ejemplo. Eso es lo que hace un buen político: ofrecer soluciones, no amenazas, pero supongo que para algunas mentes, eso no entra en sus planes, o quizás, en sus capacidades.